animación del escudo del colegio y el lema de la congregación
Lema anual: Nazaret, fuente de misericordia.

Acceso a Moodle: Aulas virtuales SAFA

¿Dónde estabas hace 25 años?

¿Dónde estabas hace 50 años?

Proyecto Educativo del Instituto de los Hermanos de la Sagrada Familia

En Familia en PDF

Colegio y Liceo
Sagrada Familia

Avda. del Libertador Brg. Gral. J.A. Lavalleja 1960
Tel.: (0598 2) 924 0559
Montevideo, Uruguay

Contactos:
Dirección General
Secundaria
Administración
safa@safa.edu.uy

Proyecto Educativo del Instituto de los Hermanos de la Sagrada Familia

Aprobado por el Consejo General el 16-04-2011

[ Descargar versión *.DOC (110 Kb)]

Introducción

El Instituto de los Hermanos de la Sagrada Familia define, con el presente Proyecto Educativo, el tipo de educación que pretende llevar a cabo en los centros escolares y demás espacios educativos en los que tiene una responsabilidad de dirección, de animación o de orientación. La finalidad de este documento es la de establecer un vínculo de unidad entre las personas e instituciones de la Familia Sa-Fa que comparten el ideal educativo del Hno. Gabriel Taborin, ofreciendo los rasgos que caracterizan hoy la escuela Sagrada Familia en su tarea de construcción interna y de apertura a su misión eclesial y social.

La evolución de la sociedad y las orientaciones de la Iglesia llevaron al Capítulo General de 2007 a proponer la actualización del Proyecto Educativo del Instituto. La intuición central del Capítulo se traducía en la expresión "Nazaret, escuela de humanidad" y proponía como programa para estos años: " Estamos llamados a testimoniar que el carisma nazareno del Hermano Gabriel es un don para la Iglesia y para la sociedad, una oferta de humanidad y humanización a imagen del Hijo de Dios hecho hombre, en la convicción de que "cualquiera que sigue a Cristo, hombre perfecto, llega a ser él también hombre pleno" (Gaudium et Spes, 41). Nuestra contribución al proceso de humanización en las distintas culturas, iluminadas por el evangelio, basará su inspiración en la escuela de Nazaret,"donde la Sagrada Familia vivió el misterio de la encarnación, y se dejó modelar por la acción del Espíritu" 1.

Este Proyecto Educativo, cuya actualización ha sido efectuada tras una amplia consulta, se dirige a todas las personas y grupos que forman parte o están en relación con el Instituto de los Hermanos de la Sagrada Familia y tienen al Hno. Gabriel Taborin como punto común de referencia en cuanto Fundador del Instituto, al que dio el nombre y patrocinio de la Sagrada Familia.

La diversidad de culturas y de situaciones sociales y eclesiales pide que cada Centro educativo elabore y ponga al día periódicamente su propio Proyecto. Las indicaciones que se dan a continuación son la base sobre la que construir dichos Proyectos y ofrecen los criterios de evaluación para determinar, más allá de las denominaciones, la pertenencia e identidad de cada Centro escolar o espacio educativo a la Familia Sa-Fa.

Teniendo en cuenta la anterior versión del Proyecto Educativo de los Hermanos de la Sagrada Familia (1990), el contenido se articula en los siguientes aspectos:

I. La persona que queremos formar

La persona es un ser que se realiza en el dinamismo del amor y necesita desarrollarse en sus tres dimensiones fundamentales: individual, social y trascendente. Entendemos necesario realizar una pedagogía decidida y netamente personalista y cristiana, subrayando en ella los valores centrales de la dignidad de la persona. Todas las otras preocupaciones escolares han de estar subordinadas a la persona del educando. Por lo tanto, todo ha de ir orientado a que el alumno descubra el misterio de su ser personal, que es inalienable, y a conducirle hacia su "centro interior" en el que sus cualidades, aspiraciones, disposiciones y acciones encuentren identidad, posesión, unidad y sentido.

1. EN SU DIMENSIÓN PERSONAL


Líneas de acción:

2. EN SU DIMENSIÓN COMUNITARIA


Líneas de acción:

3. EN SU DIMENSIÓN ESPIRITUAL


Líneas de acción:

II. La Escuela que queremos animar

Es nota distintiva de nuestra escuela crear en la comunidad escolar un ambiente animado por el "espíritu de familia" que inspira y anima las relaciones entre todos sus miembros y desea ser una prolongación del hogar familiar. Por lo tanto, nuestra escuela ofrece este estilo de animación que enriquece la propuesta educativa. Entendemos, pues, la educación como ejercicio y convivencia compartida que mejora y fortalece la vida de las personas.

1. La escuela Sagrada Familia es un lugar de encuentro de personas e instituciones para realizar algunos de sus derechos-deberes fundamentales:


Líneas de acción:

2. La escuela Sagrada Familia, dentro de la pluralidad de opciones educativas ofrecidas por la sociedad, se define como "escuela católica"2:


Líneas de acción:

3. La escuela Sagrada Familia, continuando la inspiración de sus orígenes, se caracteriza por el "espíritu de familia":


Líneas de acción:

III. La Comunidad Educativa que queremos ser

La escuela Sagrada Familia, y los distintos ámbitos donde se ejerce la actividad educativa, son el lugar de encuentro de un conjunto de personas que, aunque desde perspectivas diferentes, tienen una misión en común: la educación integral de los niños y jóvenes. Es lo que llamamos comunidad educativa. Su núcleo de cohesión es la aceptación y participación responsable en la realización del Proyecto Educativo.

a) Componentes de la comunidad educativa:


1. LA ENTIDAD TITULAR

2. LA COMUNIDAD DE LOS HERMANOS

3. LOS DOCENTES

4. LOS COLABORADORES

5. LOS ALUMNOS

6 . LAS FAMILIAS

7. LOS ANTIGUOS ALUMNOS

b) Organismos de participación

La participación y corresponsabilidad de todos los que integran la comunidad educativa, según sus propias competencias, son fundamentales para llegar a realizar el Proyecto Educativo.

El Consejo escolar, Consejo de Centro (u otras denominaciones según los países), en cuanto organismo que representa a todos los componentes de la comunidad educativa, tiene una importancia vital para dinamizar, en las fases de programación, realización y revision, el Proyecto Educativo del Centro.

La integración de los diferentes organismos de consulta, gestión, asesoramiento y dirección del Centro, así como la colaboración con los diversos servicios, es un modo concreto de expresar la corresponsabilidad.

Las asociaciones de los diversos grupos que forman la comunidad educativa, de acuerdo con sus normas y fines propios, son un medio muy eficaz para fomentar la participación y corresponsabilidad, como también de promover la formación permanente de sus miembros.

IV. La Misión de la Escuela Sagrada Familia en la sociedad y en la Iglesia

La educación va más allá de una tarea y de un oficio, es una misión para la que se requiere una vocación. En el acto educativo participan varios actores (educadores y educandos) con distintas motivaciones, pero todos ellos con una misma finalidad: el crecimiento integral de los niños y los jóvenes.

La misión de la escuela Sagrada Familia tiene una doble vertiente: en cuanto centro educativo participa en la promoción humana y social, por su carácter cristiano es un ámbito del diálogo entre fe y cultura que se realiza en una comunidad eclesial concreta cuyos miembros asumen diversos grados de compromiso6. Ambos aspectos hacen de la escuela un lugar de humanización. La colaboración entre todos los componentes de la comunidad educativa es una auténtica puesta en práctica de la "misión compartida".

El Instituto de los Hermanos de la Sagrada Familia, fiel a su fundador el Venerable Hno. Gabriel Taborin 7, entiende su actividad en el campo educativo como una participación en la misión de la Iglesia con un estilo propio que se inspira en la Sagrada Familia de Nazaret 8.

La figura del educador que tiene como origen la experiencia y las enseñanzas del Venerable Hno. Gabriel Taborin, y la relación educativa inspirada por su carisma, debe ser fiel al nombre que él adoptó para sí mismo y para cuantos desean seguirlo: el nombre de hermano. Se trata de establecer una relación fraterna, es decir, sin perder la condición de adultos, hacerse hermanos y hermanas de los jóvenes. Es una relación de recíproca educación: nos educamos recíprocamente, caminando juntos y permaneciendo abiertos a las inquietudes y novedades que nos vienen de quienes educamos.

1. COMO CENTRO EDUCATIVO

La escuela Sagrada Familia no es solamente un lugar de transmisión de saberes sino de educación para la vida 9.

La escuela Sagrada Familia está abierta a todos cuantos eligen su proyecto y se propone formar a las personas en todas sus dimensiones. Esto conlleva la disposición a eliminar cualquier discriminación y a profundizar el diálogo para lograr un mayor enriquecimiento de las personas.

Líneas de acción:

2. COMO COMUNIDAD CRISTIANA

La escuela Sagrada Familia, por su carácter propio, es al mismo tiempo comunidad educativa y comunidad cristiana. Desde su identidad, está en comunión con la Iglesia, participa en su misión y se integra en los diversos organismos eclesiales diocesanos, nacionales e internacionales de la escuela católica.

La actividad pastoral de la escuela Sagrada Familia se inspira en la persona y en la actividad del Venerable Hno. Gabriel Taborin: su amor a los niños y jóvenes, su dinamismo en las actividades educativas y pastorales, su creatividad como animador, su proyecto de relacionar la escuela con las familias y con la iglesia local, su propuesta de mirar a la Sagrada Familia, imagen de la Trinidad divina y familia donde Jesús crecía, como modelo educativo sencillo y cercano.

La actividad pastoral de cada Centro, está animada por un grupo de personas con diversas competencias y tiene como referencia un programa orgánico de contenidos y experiencias que permitan a los niños, a los jóvenes y a los adultos un crecimiento gradual en la vida cristiana.

Líneas de acción

3. COMO ESPACIO DE HUMANIZACIÓN

Tanto desde la tarea educativa como desde las motivaciones cristianas y las que provienen de la espiritualidad propia ("Nazaret, escuela de humanidad"), la escuela Sagrada Familia desea prestar una atención especial a los aspectos humanizadores de su misión14. El fundamento común es el valor absoluto de la persona humana.

"Estamos llamados a testimoniar que el carisma nazareno del Venerable Hermano Gabriel es un don para la Iglesia y para la sociedad, una oferta de humanidad y humanización a imagen del Hijo de Dios hecho hombre, en la convicción de que "cualquiera que sigue a Cristo, hombre perfecto, llega a ser él también hombre pleno" (GS 41). Nuestra contribución al proceso de humanización en las distintas culturas, iluminada por el evangelio, basará su inspiración en la escuela de Nazaret, donde la Sagrada Familia vivió el misterio de la encarnación, y se dejó modelar por la acción del Espíritu" 15 .

Líneas de acción

4. EN MISIÓN COMPARTIDA

Tanto en su vertiente humano-cultural como en su vertiente cristiano-pastoral, la misión educativa es compartida por personas provenientes de distintas vocaciones y estados de vida.

Si la diversidad de agentes educativos y de experiencias enriquece al educando, desde el punto de vista cristiano "en aquella particular expresión de la Iglesia que es la escuela católica, la espiritualidad de la comunión tiene que convertirse en el aliento vital de la comunidad educativa, el criterio para la plena valorización eclesial de sus miembros y el punto de referencia esencial para la realización de una misión auténticamente compartida" 17 . "Manteniendo cada uno su característica vocacional propia, sacerdotes, religiosos y laicos deben integrarse plenamente en la comunidad educativa y tener en ella un trato de verdadera igualdad" 18 .

Líneas de acción:

V. Nuevos horizontes y desafíos para nuestra escuela

La educación, si quiere tener un futuro, debe responder a las aspiraciones profundas del ser humano, a sus deseos más hondos, desde las situaciones concretas de su vida. Un sistema educativo, una teoría pedagógica o una orientación didáctica que no valore la contribución de la escuela al desarrollo de la identidad, la autoestima y la construcción de la personalidad de los alumnos fracasan en una de sus funciones básicas.

La acción educativa es ante todo una relación entre personas y son ellas quienes pueden encontrar las mejores formas de organización para llevarla a cabo. La acción educativa implica la responsabilidad comunitaria de todos sus componenetes para acompañar, orientar, animar, gestionar y proponer las diversas iniciativas con una visión de futuro.

La acción educativa es anticipadora en cierto modo del devenir de las nuevas generaciones. Por eso tendrá que permanecer siempre a la escucha y encaminarse hacia estos horizontes:

Conclusión

En la actividad cotidiana de la educación, tanto en los centros educativos como en los espacios no formales, los integrantes de la Familia Sa-Fa, pretenden cumplir esta noble tarea de humanización y evangelización de la cultura continuando la misión del Instituto como la entendía su Fundador, el Hno. Gabriel Taborin: "Uno de los principales fines de nuestro Instituto es la educación de la juventud en las escuelas. Cultivemos inteligente y cuidadosamente esta hermosa parcela que nos han confiado en el campo del Padre de familia porque es de sumo interés para el porvenir de la Iglesia y de la Sociedad" 20 .

La Iglesia nos recuerda la importancia de la educación ante los desafíos actuales y el cambio radical que se ha producido en la cultura: "Frente a este panorama, la escuela católica está llamada a una renovación valiente. La herencia valiosa de una experiencia secular manifiesta, en efecto, la propia vitalidad, sobre todo por la capacidad para adecuarse sabiamente. Es, por tanto necesario que también hoy la escuela católica sepa definirse a sí misma de manera eficaz, convincente y actual. No se trata de simple adaptación, sino de impulso misionero: es el deber fundamental de la evangelización, de ir allí donde el hombre está para que acoja el don de la salvación" 21 .

La presencia y acción significativa en el campo de la educación lleva consigo un modo de entender la vida y una voluntad de colaborar para transformar el mundo aportando lo mejor de uno mismo: "Decir presente es una manera de afirmar la propia existencia, de identificarse. Hacerse presente es un modo de acompañar, de estar cerca. Estar presente es la condición para ser reconocido, a la vez, poder entrar en relación, enriquecerse, escuchar, participar. Ser una presencia significa estar insertos en un tiempo y en un espacio, en una historia, en una cultura, en una familia" 22 .

Notas

1 Documentos del Capítulo General de 2007 .

2 "Por eso nos parece oportuno llamar la atención sobre algunas características fundamentales de la escuela católica que consideramos importantes para la eficacia de su misión educativa en la Iglesia y en la sociedad: la escuela católica como lugar de educación integral de la persona humana a través de un proyecto educativo que tiene su fundamento en Cristo; su identidad eclesial y cultural; su misión de caridad educativa; su servicio social; su estilo educativo que debe caracterizar a toda su comunidad educativa". La Escuela Católica en los umbrales del tercer milenio, 4. Congregación para la Educación católica 1997.

3 "Las personas consagradas se comprometen a ser en la escuela testigos de la verdad sobre la persona y de la fuerza transformadora del Espíritu Santo. Con su vida confirman que la fe ilumina todo el campo de la educación elevando y potenciando los valores humanos… Las personas consagradas, en razón de la experiencia de la vida comunitaria de que son portadoras, se encuentran en las condiciones más favorables para colaborar en conseguir que el proyecto educativo de la institución promueva la creación de una verdadera comunidad". Las personas consagradas y su misión en la escuela, 38 y 46. Congregaciónpara la Educación Católica 2002.

4 Constituciones de los Hermanos de la Sagrada Familia , art. 117.

5 Constituciones de los Hermanos de la Sagrada Familia , art. 14.

6 La Misión del Instituto de los Hermanos de la Sagrada Familia, hoy (2001).

7 El Instituto de los Hermanos de la Sagrada Familia participa en la misión de la Iglesia para edificar el Reino de Dios en el mundo. Nace del ímpetu apostólico del Hermano Gabriel Taborin que, sensible a las necesidades de su época, le dio esta orientación fundamental: "Los Hermanos de la Sagrada Familia se proponen, ante todo, la gloria de Dios y su propia santificación. Dentro de la obediencia, pueden dedicarse a toda clase de obras buenas, impulsados por el amor a Dios y al prójimo; sin embargo, su misión principal y concreta consiste en: 1º desempeñar en las ciudades y pueblos las sencillas funciones de maestros en las escuelas cristianas, de cantores y de sacristanes; 2º dirigir internados para alumnos de enseñanza primaria, así como orfanatos, talleres, cárceles" (N.G. Art.II). Constituciones de los Hermanos de la Sagrada Familia, art. 15.

8 Los Hermanos son "enviados" tanto cuando dan testimonio con su vida como cuando trabajan apostólicamente. Se inspiran en el estilo humilde, sencillo y activo de la Sagrada Familia de Nazaret. Como ella, que fue pobre entre los pobres, comparten con sencillez su tiempo, sus cualidades, sus energías y el don mismo de su vocación y prestan una atención especial a los más necesitados". Constituciones de los Hermanos de la Sagrada Familia. art. 18.

9 "Por sí sola la instrucción no basta para formar a un hombre honrado, a un ciudadano, a un verdadero cristiano. Hay que añadir a todo ello la educación, es decir, hay que enseñarle a encauzar su conciencia y sus costumbres, y proporcionarles a la vez, luces y fuerzas, que le ayuden poderosamente a cumplir sus deberes para con Dios, para consigo mismo y para con sus semejantes". Circulares a los Hnos. de la Sagrada Familia, Nº 12 (1856), H. Gabriel Taborin.

10 La Escuela Católica , 58.

11 "Para los creyentes, el mundo no es fruto de la casualidad ni de la necesidad, sino de un proyecto de Dios. De ahí nace el deber de los creyentes de aunar sus esfuerzos con todos los hombres y mujeres de buena voluntad de otras religiones o no creyentes, para que nuestro mundo responda efectivamente al proyecto divino: vivir como familia bajo la mirada del Creador". Benedicto XVI, Encíclica Caritas in Veritate , 57.

12 La escuela Católica , 85.

13 Dimensión religiosa de la educación en la escuela católica , 33, Congregación para la Educación Católica 1988.

14 "En la línea de nuestro carisma, la Iglesia también nos recuerda y reafirma el valor de la vida, de la dignidad de la persona humana, la importancia social y eclesial de la familia y de la educación. Nos alienta a cultivar el amor a la verdad, a tener la valentía de denunciar toda forma de corrupción, y nos impulsa a la acción humano-evangelizadora de la tarea educativa, especialmente en los medios más empobrecidos". Documentos del Capítulo General de 2007.

15 Documentos del Capítulo General de 2007 .

16 Documentos del Capítulo General de 2007.

17 Educar juntos en la escuela católica : misión compartida de personas consagradas y fieles laicos , n. 16.

18 El laico católico testigo de la fe en la escuela n. 24, Congregación para la educación católica 1982.

19 La escuela católica n. 70, Congregación para la Educación Católica 1977.

20 Hno. Gabriel Taborin, Circulares a los Hnos. de la Sagrada Familia, Nº 12 (1856).

21 La escuela católica en los umbrales del tercer milenio, 3, Congregación para la Educación Católica 1997.

22 Documentos del Capítulo General 2007.

Colegio y Liceo Sagrada Familia - Domingo 15 de setiembre de 2019
 | ¿Errores en ésta página? | Publicar en el sitio |